Clicky

Testimonio M. O. González - Especialista en Psiquiatría

Testimonio M. O. González

Mai

M. O. González

Especialista en Psiquiatría

¿Por qué decidiste trabajar como médico en el extranjero?

Desde que era pequeña me ha gustado viajar, conocer gente nueva y enriquecerme en otros ambientes que no pertenecieran a mi entorno habitual. Además, desde hace ya varios años, considero que la situación laboral en España se ha deteriorado mucho y ya resulta hasta extraño encontrar garantías y apoyos en este campo, al que podríamos llamar "de batalla". La situación laboral a la que me enfrentaba tras terminar la residencia era prácticamente la misma que la de "una mochilera", lo cual no está mal para pasar un verano con amigos, pero no se correspondían con mis expectativas. Una situación inestable de continuos cambios de destino, contratos que llegan a su fin, sin ningún tipo de reconocimiento laboral. Cuando leí las condiciones de trabajo en este puesto en Francia me parecieron atractivas, pero ante todo dignas.

¿En qué otros países te planteaste trabajar antes de decidirte por Francia?

Había pensado trabajar en algún país de habla inglesa ya que es un idioma en el que me desenvuelvo. Me parecía laborioso adentrarme en la escena laboral extranjera sin un buen dominio de la lengua. Sin embargo, escogí Francia porque me dieron la oportunidad de formarme en el idioma con ellos. La adaptación fue progresiva y el francés, al fin y al cabo, no es un idioma que nos resulte excesivamente complejo siendo españoles.

¿Cuál es tu opinión sobre Laborare Conseil?

Me parece de gran ayuda que exista una empresa que te oriente y te gestione múltiples asuntos. Desde luego " el papeleo" no es sencillo para una persona que desconoce el sistema y el idioma. En ocasiones las esperas se hacen largas y la incertidumbre te inquieta. Yo eché en falta algún esquema que incluyera todos los documentos necesarios y que todo ello se presentara de una forma más estructurada, pues se me facilitó mucha información de golpe y ello me hubiera facilitado el asimilarla. Sin embargo, progresivamente todo va saliendo y al final te trasladas a Francia.

¿Cómo está siendo tu experiencia personal y familiar como médico en Francia?

La experiencia personal está siendo única. El aprendizaje del idioma y del sistema francés es continuo y me siento orgullosa porque la superación se sucede día a día. La relación médico-paciente está bastante menos dañada que en España. Pese a las diferencias culturales y a los aún existentes obstáculos lingüísticos, los pacientes franceses son en todo momento respetuosos hacia la figura del médico.

A la familia que se queda en España se la echa mucho de menos, y para ellos no resulta evidente que uno salga de su país y se aleje de los suyos en busca de mejores condiciones laborales y nuevas experiencias.

¿Qué le dirías a un compañero que quiere trabajar en Francia?

Si realmente quiere trabajar en Francia, que comience cuanto antes con el papeleo sin reticencias. El regreso a nuestro país de origen siempre será posible, pero ¿por qué no vivir esta experiencia para poder contarla?